TIEMPO REAL 24 LA INFORMACIÓN EN "TIEMPO REAL" MÁS DESTACADAS DEL ESTADO GUÁRICO, VENEZUELA
LO ÚLTIMO EN TIEMPO REAL

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Recluso de la PGV reveló sistema de compra y venta de granadas en las cárceles del país


28-09-2016

Nacionales

Tiempo Real 24. “Aquí no hay nada imposible, yo te puedo cuadrar una sin mucho rollo. Solo tienes que hablarme claro para yo moverme con mi gente”, así responde un “lucero” de la Penitenciaría General de Venezuela (PGV) al ser consultado por la posibilidad de encontrar una granada dentro del recinto carcelario.

Uno de los hombres de confianza del actual pran de la PGV, Franklin Paul Hernández Quezada (43), informó que una granada fragmentaria de mano podría costar entre 250 y 350 mil bolívares, esto dependiendo de su procedencia y modelo. El hombre que está condenado a casi 20 años de prisión por el asesinato de una persona indicó con recelo que dentro del penal manejan contactos con militares y policías de alto rango que son los que les suministran el arsenal proveniente de los parques de armas y algunos decomisos.

La procedencia de los explosivos tal como fue explicada por el antisocial, guardaría estrecha vinculación con lo ocurrido el pasado 23 de septiembre, fecha en la que se conoció del robo de 84 granadas fragmentarias modelo M26 en el almacén número seis del Servicio de Armamento del Ejército, con sede en el Fuerte Conopoima de San Juan de los Morros, estado Guárico. Por el hecho han sido detenidos tres oficiales del Ejército.

El recluso aclara que las granadas de fabricación casera pueden llegar a costar entre 85 mil y 110 mil bolívares, porque los materiales con que se elaboran se consiguen con mayor facilidad y solo deben pagarle a los custodios para que entren al penal sin inconvenientes.

“Los parques de municiones tienen estrictos controles de seguridad, cualquier persona no puede entrar y tomar una granada. Esas granadas en algún momento estuvieron en un arsenal de la Fanb y fueron a tener a las manos del hampa”, señaló el profesor de Criminalística en la Universidad de Carabobo, Andrés Monsalve, en un informe publicado por el Observatorio del Delito Organizado.

El expendio de estos explosivos se produce pese a que la legislación solo permite su uso en los cuatro componentes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y en la Milicia Nacional Bolivariana, que en caso de necesitarlas deben pedirlas por escrito al Comando Estratégico Operacional (CEO).

El procedimiento establece que este último debe solicitar el suministro al despacho del Ministro para la Defensa, que al aprobarlo lo remite al Viceministerio para la Planificación y Desarrollo de la Defensa, para que posteriormente gire la orden a la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), que las entrega al CEO para la distribución final.

La Dirección General de Armas y Explosivo (Daex) solo ha autorizado a 130 empresas para que comercialicen armas y municiones en el territorio nacional, y al consultar una de ellas vía telefónica, la respuesta fue “no vendemos ese tipo de explosivos, (…) tienes que ir a Cavim”. Tal condición no ha sido impedimento para que antisociales se hagan con este tipo de armas y las utilicen para enfrentarse a sus rivales o a efectivos de seguridad, bajo esa circunstancia al menos 47 personas perdieron la vida en 2015, esto según conteo periodístico.


Fuente: Caraota Digital